La Judicatura conforma mesa de trabajo para investigar la persecución política y judicial
Home
La Judicatura conforma mesa de trabajo para investigar la persecución política y judicial

Mesa verdad y justicia

El Pleno del Consejo de la Judicatura (CJ) presentó, este 21 de agosto, la Mesa por la Verdad y la Justicia: Perseguidos Políticos, Nunca Más, que procesará las denuncias que, de forma voluntaria, presenten las personas u organizaciones que se consideren víctimas por las acciones políticas y judiciales desarrolladas durante el anterior gobierno.

 

 

El evento, que se realizó en el Complejo Judicial Norte de Quito, contó con la presencia de más de 300 personas, entre autoridades de varias instituciones del Estado, así como representantes de los casos conocidos como 30S, los 10 de Luluncoto, los siete de Pastaza, los tres de Cotopaxi, los 29 de Saraguro y varios periodistas. También estuvieron abogados en libre ejercicio, delegados del Frente Unitario de Trabajadores y de la Unión Nacional de Educadores.

 

La vocal del CJ, Angélica Porras, explicó que los objetivos de esta Mesa, entre otros, son: rescatar la voz de las víctimas que hasta ahora han sido calladas; evidenciar la injerencia en la Función Judicial por parte de otros poderes del Estado; desmontar los mecanismos de persecución política; y formular recomendaciones efectivas que permitan a las autoridades competentes, emprender acciones de reparación.

 

En este marco, indicó que el trabajo de la Mesa se desarrollará en varias fases: una preparatoria y de elaboración del proyecto, que contó con la participación de varios sectores que se consideran perseguidos políticos.

 

Otra de organización, en la que se buscará que las víctimas y sus asociaciones, con el apoyo técnico de instituciones de derechos humanos nacionales e internacionales, diseñen mecanismos para enfrentar la persecución.

 

Posteriormente, se procesará la información y de inmediato se elaborará el informe final, que se entregará a las autoridades competentes.

 

“Como Consejo de la Judicatura tenemos la responsabilidad de visibilizar la verdad, pero, además, de encargarnos de la sanción administrativa de quienes hubieran cometido alguna violación a la ley y a la Constitución”, señaló la doctora Porras, quien dijo que se integrarán comisiones de trabajo de acuerdo al tipo de casos. Toda esta labor concluirá en diciembre próximo.

 

De su parte, el Presidente del CJ, Marcelo Merlo, manifestó que este hecho marca un hito en la historia del país en cuanto a la lucha contra la corrupción judicial.

 

Exhortó a todos los sectores a participar activamente en este proceso para que se identifique a los responsables. “A la sociedad le interesa que se descalifique moralmente a quienes han sido los causantes de la tragedia nacional”, indicó.

 

El titular del CJ manifestó que una de las conclusiones de la Mesa sería solicitar a la Asamblea Nacional para que realice reformas al Código Orgánico Integral Penal y se elimine la criminalización de la protesta social.

 

De su parte, el vocal Aquiles Rigail señaló que todos los vocales de la Judicatura están unidos contra la corrupción. “Cumpliremos la sagrada misión que el pueblo ecuatoriano nos impuso de alcanzar una justicia independiente”.

 

Mery Zamora, Juan Carlos Calderón, Luisa Lozano, Pablo Castro, Paúl Jácome y Óscar Ayerve intervinieron a nombre de las víctimas y relataron los atropellos de los que fueron objeto en el sistema judicial. Ellos coincidieron en que debe sancionarse a quienes actuaron al margen de la ley para que estos hechos no se repitan.

 

Paúl Jácome, representante del caso de los tres del Cotopaxi, felicitó “al Consejo de la Judicatura por acoger, de manera unánime, esta iniciativa”. Según Jácome, “es importante que este evento quede en los anales de la historia del país porque así se va a construir la senda de la libertad tan anhelada”.

 

En este mismo sentido, Mery Zamora, de las víctimas del 30S en Guayaquil, dijo que es grato ver como en el país las cosas están cambiando. “Empezamos a recuperar la institucionalidad y, sobre todo, empezamos a descorreizar el sistema de justicia”.

 

DIRECCIÓN NACIONAL DE COMUNICACIÓN